Cuba

Cienfuegos, que ver y hacer

Salimos de Viñales en un almendrón con capacidad para 9 personas. Son las 8:30 y nuestro siguiente destino nos espera: Cienfuegos.

saliendo de viñales

Se supone que llegaremos sobre las 15:00 pues, en los alrededores de La Habana, realizamos una parada técnica. Aprovechamos para comprar agua fresca a una cubana muy simpática.

cubana

Sobre las 12:30 reanudamos la marcha en un camión convertido en autobús, muestra del ingenio cubano. Se supone que en tres horas estaremos en Cienfuegos. No vamos a negar que se nos está haciendo largo.

parada tecnica

Cuando quedan menos de 5 minutos para llegar, el conductor nos pide la dirección de nuestro alojamiento para dejarnos en la puerta.

cienfuegos cartel

Por fin estamos a Cienfuegos y a primera vista no hay demasiadas cosas que nos llamen la atención. ¿Será un lugar donde descubrir la auténtica Cuba, aquella que venimos buscando?

pareja de la bici

Hemos elegido una buena ubicación, muy cerca del Paseo del Prado. Desde aquí podemos llegar caminando a cualquier punto de Cienfuegos en cuestión de minutos.

calle cienfuegos

En el Paseo del Prado entramos a un restaurante donde comemos muy bien y barato: El Campesino. Sin duda, lo recomendamos.

el campesino

Tras la parada para comer, nos disponemos a caminar por Cienfuegos. No hemos recorrido ni dos calles cuando comienza a diluviar.

Pasamos dos horas hablando con los vecinos hasta que, tras la lluvia, volvemos a la casa donde nos alojamos. El resultado: un día perdido, aun que ha sido entretenido intercambiar puntos de vista con los cubanos.

plaza jose marti colegio san lorenzo

Al día siguiente …

Nos levantamos temprano con la intención de realizar todas aquellas visitas que la lluvia hizo imposible. Nos dirigimos hasta el Parque José Martí. En el, encontramos lugares como el Teatro Tomás Terry o el Museo Provincial, el cual aparece en la imagen.

museio provincial cienfuegos

Hoy hace un día radiante, donde el calor cubano nos vuelve a acompañar. Nuestro siguiente destino es el Museo Histórico Naval. Una vez salimos de esta plaza, la ciudad cambia por completo y se vuelve más autentica.

cienfuegos

En esta zona de Cienfuegos, no hay ni un solo turista, tan sólo los vecinos del barrio haciendo su vida. Los edificios cambian radicalmente y muchas calles ni siquiera estás asfaltadas.

calles de cienfuegos

Tras diez minutos más caminando, llegamos al Museo Naval. En su interior cuentan la historia naval de Cuba y exponen algunas piezas.

museo naval cienfuegos

De entre todas las salas, cabe destacar aquellas dedicadas al levantamiento contra Fulgencio Batista en 1957. La visita nos lleva una hora y su entrada son 2 CUC por persona, si bien meter la cámara nos cuesta 1 CUC adicional.

calles de cienfuegos

Salimos del Museo Naval y nos encontramos con varias personas que venden comida en bicicleta. Terminamos comprando pizza y galletas muy baratas (0.24€ la pizza y 0.35 € las galletas).

hombre bici

Nos echamos unas risas con él y seguimos nuestro camino. Las galletas las guardamos por si vienen mal dadas y en algún momento tenemos que tirar de reservas.

mecanicos cienfuegos

Volvemos al Parque José Martí y pasamos por el Museo Provincial de la Cultura. Desde aquí cogemos el Paseo del Prado para intentar llegar, bajo un sol de justicia, al malecón de Cienfuegos.

casa provincial de la cultura cienfuegos

En realidad, más que al malecón, nos dirigimos hacia Punta Gorda, concretamente al Palacio del Valle. Este lugar además de ser pintoresco, tiene una larga historia detrás.

palacio del valle cienfuegos

Fue construido por un asturiano, Acisclo del Valle, de ahí su nombre. Este hombre empleó los mejores mármoles, cerámicas y lámparas, traídos de Europa. El palacio mezcla varios estilos, entre ellos el mudéjar, y actualmente es un restaurante.

palacio del valle interior cienfuegos

En esta zona, aparte del palacio hay varios hoteles y villas de lujo. Nosotros continuamos hasta llegar al final del malecón que, aunque está un poco guarrete, no podemos negar que está bonito.

malecon de cienfuegos

Llegamos hasta el final, hasta Punta Gorda, y nos ha llevado unos 45 minutos. Esta zona no tiene nada que ver con la parte de Cienfuegos que vimos por la mañana. Se trata de viviendas más lujosas, donde la gente lleva un alto nivel de vida.

cienfuegos punta gorda

Una vez recorrido el malecón, regresamos al Parque Jose Martí donde tenemos previsto nuestro último plan. Resulta que conocimos a Carlos Pedroso, medallista olímpico en Sidney en esgrima y primo del saltador Iván Pedroso…

carlos pedroso cienfuegos

… Y nos lía para acudir a un espectáculo de música que, en realidad, no es lo que esperábamos. Teníamos ganas de ver algún espectáculo en directo pero lo que vemos no nos sorprende y nos meten una buena clavada por la bebida.

música en cienfuegos

Aún así debemos agradecer a Carlos Pedroso que nos haya conseguido un taxi para mañana, pues tenemos previsto llegar a Trinidad pasando por el Nicho, un Parque Natural que tenemos ganas de conocer.

¿te lo vas a perder?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *