Cuba

El Nicho, el reino de las aguas

En Cienfuegos, conseguimos un taxi por 15 CUC por persona para ir hasta Trinidad y parar de camino en El Nicho. El paisaje es pura selva, esto sólo puede significar que aquí llueve con frecuencia, por lo que cruzaremos los dedos.

Llegamos al Nicho después de dos horas y la entrada nos cuesta 10 CUC por persona.

entrada a el nicho

El horario de El Nicho es de 8:00 a 17:00 horas. Como podeis ver en la foto el recorrido no tiene dificultad y la distancia total son 2km. Sólo se trata de un paseo cómodo donde disfrutar de los caprichos de la naturaleza.

cascada el nicho

¡Y qué caprichos! Se trata de naturaleza salvaje donde hay habilitado un sendero. Fuera del camino es un bosque cerrado donde no puedes siquiera intentar penetrar.

reflejo en el nicho

En algunos lugares, se  forman pequeñas presas que hace que, en un día como hoy, el agua parezca un espejo. Por otra parte, hemos llegado sobre las 10.00 y no hay demasiada gente.

el nicho

Mientras avanzamos observamos helechos, hibiscos, y gran variedad de otras plantas menos reconocibles. ¡Nos parece que hemos entrado en un jardín botánico!

El Nicho tiene una extensión de 60 km² reúne en sus límites mas de 65 especies de plantas endémicas.

el nicho

Debemos señalar que en algunas zonas de El Nicho está permitido el baño. Si decides venir, no olvides traer bañador y toalla.

el nicho

Uno de los puntos que más nos impresiona es la llamada «Poceta de los Enamorados». Las aguas turquesas y cristalinas lo convierten en un lugar de postal.

poceta de los enamorados

A pocos metros de la Poceta de los Enamorados encontramos una de las grandes cascadas de El Nicho. Nos está sorprendiendo encontrarnos en medio de este paisaje. Siempre habíamos tenido la imagen de Cuba como un país con playas de revista pero no con naturaleza tan increíble.

el nicho

Hay un montón de cascadas y saltos de agua, a cada cual más bonita y espectacular. La humedad relativa, lógicamente es muy alta, lo que hace que todo esté verde y lleno de vida.

En función de la época del año, las cascadas tienen más o menos caudal.

el nicho

Tras una hora y algo, llegamos al punto final del camino o, al menos, a la parte habilitada al viajero. Los caminos continúan y no sabemos si a cambio de alguna jugosa propina se puede seguir. Nosotros decidimos dar la vuelta en este punto y no intentarlo. Desde aquí se ve El Nicho en todo su esplendor.

el nicho

Para regresar, debemos hacerlo por el mismo camino. Esto nos hace ver que madrugar para venir es una buena idea, pues después hay mucha gente.

el nicho

Tras dos horas en el Nicho, ponemos rumbo a Trinidad. Sin duda, si viajas entre Cienfuegos y Trinidad, es visita obligada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *