India

Fatehpur Sikri o la joya abandonada

Después de una mañana que nunca olvidaremos, viendo amanecer en el Taj Mahal, nos dirigimos a Jaipur. Paramos de camino en Fatehpur Sikri, una visita que sin duda recomendamos.

fatehpur sikri

Breve historia de Fatehpur Sikri

Hace algunos años Akbar, el emperador mogol,visitó Sikri y el Santo sufí Salim Chishti, le predijo el nacimiento de su hijo.

Tras el nacimiento, Akbar trasladó la capital de su imperio a Fatehpur Sikri. El emperador construyó una ciudad espectacular incluyendo una mezquita y palacios para sus esposas favoritas (sí, tenia varias…).

fatehpur sikri

Fatehpur Sikri fue la capital del imperio mogol, construida entre 1571 y 1585 y se trata de una ciudad amurallada.

Pero tras la muerte de Akbar, la ciudad fue abandonada pues la falta de agua hacía inviable la vida allí.

Nuestra visita a Fatehpur Sikri

Lo primero que nos encontramos es el Patio del Pachisi. El Pachisi era una especie de parchís que, según la leyenda, Akbar  jugaba empleando esclavas a modo de fichas.

patio del pachisi

En este patio, encontramos varios puntos de interés y el primero de ellos es el Diwan-i-Am o salón de audiencias públicas. Desde este punto Akbar, ayudado por sus consejeros, impartía justicia.

diwan i am audiencias publicas

Muy cerca del Diwan-i-Am,  vemos el Diwan-i-Khas o salón de audiencias privadas. En este salón se mezclan estilos decorativos de origen hindú, musulmán, cristiano y budista en perfecta armonía. La tolerancia religiosa fue algo que destacó en el gobierno de Akbar.

diwan-i-khas

Seguimos el paseo y llegamos a la pérgola del astrólogo. Este lugar, de pequeño tamaño, no sería nada del otro mundo de no ser por sus vigas de estilo jainí.

pérgola del astrólogo

Como ya hemos explicado, Akbar tenía varias esposas,  pero tres eran las favoritas, por esto construyó 3 palacios, uno para cada una. Estas esposas profesaban religiones diferentes , por lo que construyó un palacio de estilo hinduista, otro musulmán y un tercero cristiano.

palacio esposa musulmana

El Palacio Jodh Bai era la residencia de la esposa hindú, que se distingue por estar cubierto de tejas azul turquesa.

Las residencias de las tres esposas estaban en el mismo patio y cada una ocupaba un lateral.

palacio Jodh Bai

Desde Jodh Bai vamos a la Plaza de la Mezquita Jama Masjid, que sigue teniendo culto, nos parece impresionante tanto la plaza como la mezquita.

plaza de la mezquita jama masjid

La plaza está llena de gente que va de un lado a otro. Todo es piedra arenisca, excepto la Tumba del Santo Sufí Salim Chishti que es de mármol blanco.

tumba del santo sufi

La tumba se puede visitar por dentro, así que allá que vamos!

En la entrada, nos encontramos a un señor con un montón de cestas, que luego resulta que  no son cestas…según pasamos por la puerta nos lo pone para tapar la cabeza.

tumba santo sufi

Al salir de la Tumba del Santo Sufí Salim Chishti, avanzamos de frente hasta el lado opuesto de la Plaza Jama Masjid, que es bastante grande.

plaza jama masjid

Salimos de la plaza por uno de sus laterales, en el cual hay mucho ambiente pues hay una especie de mercadillo.

Avanzamos esquivando gente y al salir observamos el pueblo de Fatehpur Sikri desde lo alto.

pueblo de fatehpur sikri

El broche no puede ser mejor que terminando en la puerta de la Victoria o Buland Darwaza, esta puerta que tantas veces hemos visto en fotos.

puerta de la victoria o buland darwaza

La visita de Fatehpur Sikri dura unas dos horas y media. Hemos disfrutado pisando el suelo de la ciudad que Akbar fundó como cumplimiento de la profecía del Santo.

Nos volvemos al autobús que nos llevará de regreso a la entrada para continuar nuestro viaje hacia Jaipur.

 

Precio: 600 INR.

Horario: 9:00 a 17:00 horas.

 

 

2 comentarios sobre “Fatehpur Sikri o la joya abandonada

  1. ¡Vaya con Akbar, la que lió! Una pena que tuviese que ser abandonada. Es una auténtica joya que no conocía. Muchas gracias por toda la información, y como siempre, magníficas fotos 😉

    1. Gracias Diego! Fatehpur Sikri es una verdadera joya. Por otro lado Akbar debió de tener una vida apasionante, digna de cualquier novela al estilo de Escipión o Trajano. Saludos viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *