China

Shanghái, la ciudad que no espera a nadie.

Shanghái es a todas luces una ciudad sorprendente y llena de contrastes. Nosotros te ofrecemos un plan para visitar Shanghái en tres días y, aunque estamos seguros de que será poco tiempo, aquí te dejamos algunas ideas.

Jardin del Mandarín Yuyuan

El jardín se construyó durante la dinastía Ming entre los años 1559 a 1577. Un funcionario del gobierno quería construir un lugar bello y tranquilo donde sus padres pasaran sus últimos años de vida. Este lugar está a tope de gente, curiosamente, todo lo contrario de lo que quería su promotor.

Templo del Buda de Jade

Resulta obvio que este templo alberga una figura de Buda realizado en Jade. El templo fue construido en 1882 para dar cobijo a dos figuras de buda que un monje chino llamado Hui Gen trajo de Myanmar, su visita merece mucho la pena.

Bund o zona financiera

Esta zona es uno de los puntos imprescindibles de Shanghái. Los alrededores del Río Huangpu reúnen la mayoría de los edificios importantes de la ciudad. A esta calle se le llamó Oriental Wall Street debido a que muchos edificios financieros se encuentran en esta calle de Shanghái.

Pudong o la zona futurista de Shanghái

Se trata de la zona de rascacielos que hemos visto en miles de fotos de Shanghái. La verdad es que da vértigo pensar que hace poco más de 20 años esta zona era un arrozal, por lo que su transformación ha sido radical.

People´s Square

Si el Malecón y el Bund son el corazón financiero, People Square es el lugar donde su gente se reúne. Cercana a Nanjing Road se trata de una gran plaza que alberga varios edificios importantes como el Museo de Shanghái o el Museo de Planificación de la ciudad donde podrás ver varias maquetas con la evolución de Shanghái.

Parque del Pueblo

Este parque está en People´s Square y su visita es muy curiosa. Descubrimos a un montón de personas con anuncios puestos en paraguas y lo llamativo es que los anuncios son para buscar pareja a sus hijos y nietos. En dichos anuncios ponen la descripción de sus seres queridos y los requisitos que piden. Tras llegar a un acuerdo, los familiares cerrarán una cita a ciegas para las personas en cuestión, ¡menudo lío!

Museo de Shanghái

Sin duda, una visita obligada para conocer un poco la historia de la ciudad de Shanghái. Alberga más de 100.000 piezas que abarcan un período de más de 8.000 años. A nosotros nos gusta y nos parece un lugar interesante al que dedicar una hora u hora y media pues, lógicamente, hay mucho más que ver en la ciudad.

Museo de Ciencia y Tecnología

Es uno de los lugares más visitados de Shanghái y no nos extraña nada. Tienen diversión y entretenimiento para todas las edades. Nosotros al principio no teníamos grandes expectativas pero reconocemos que nos gusta mucho. En frente, hay un centro comercial donde podrás realizar tus compras.

Mercado de Pudong

Dentro de la misma estación de metro del Museo de Ciencia (linea2), se encuentra el Mercado de Pudong. Se trata de un lugar donde comprar imitaciones a buen precio. En China es de lo mejorcito por la variedad y mucho mejor de precio que el famoso mercado de la seda de Pekín. Aún así, debemos decir, que lo mejores precios los encontramos en el mercado musulmán de Xian a pesar de que en este hay menos variedad de productos.

Nanjing Road

Si visitas esta calle estarás pisando una de las calles más transitadas de todo el mundo. Nanjing Road es la principal calle comercial de la ciudad de Shanghái y se divide en Nanjing Road East y Nanjing Road West. La verdad es que es una auténtica locura y dada su ubicación, terminarás pasando por ella varias veces.

Piérdete entre las calles menos conocidas

Tras dejarte arrastrar por las mareas de gente, busca tu propio rumbo. Shanghái tiene lugares menos conocidos que no dejan de ser interesantes a pocos metros de las zonas que todo el mundo visita.

Camina, camina y camina. Hacer esto te permitirá ver cosas de Shanghái que no salen en las revistas. Podrás ver los grandes contrastes que ofrece la ciudad entre unas zonas y otras.

Templo de la Nube Blanca

El Templo Baiyun Guan es un templo taoísta también llamado Templo de la Nube Blanca. Posee dos pisos y varias deidades en su interior.

Dajing Ge Pavilion y el último resto de la muralla de Shanghái

En esta parte de la ciudad se conservan los últimos restos de lo que fue la muralla que rodeaba y protegía a la antigua Shanghái. Allá por 1912, los últimos restos de la muralla fueron eliminados y hoy, sólo queda lo que vemos en la imagen. En este lugar se construyó un museo que fue reabierto al público en 1995 donde se conservan algunas fotografías antiguas de Shanghái.

Concesión francesa y concesión japonesa

Por último, debemos decir que nos hubiera gustado visitar la concesión japonesa y la concesión francesa pero no nos ha dado tiempo. Sabemos que la mayor parte de la concesión japonesa desaparecerá pronto para hacer más rascacielos y nos ha dado mucha pena no poder conocerlo. Nosotros te aconsejamos que te acerques a estas dos zonas para que tu visita a Shanghái sea completa.

Como consejo final, os dejamos el hotel en el que nos hemos alojado. Nos parece que está bien situado y sus instalaciones son bastante buenas. Se trata del Mercure Royalton Shanghái, cercano a un centro comercial y una parada de metro.

Si tienes alguna duda puedes dejarla en comentarios o enviarnos un mensaje privado en nuestro formulario de contacto.

Quizá te interese también conocer otros lugares de China, como Pekín, Xían o Hangzhou.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *