Sevilla

Sevilla, que ver y hacer en dos días.

“Lo malo no es que los sevillanos piensen que tienen la ciudad más bonita del mundo… Lo peor es que pueden que tengan hasta razón.” (Antonio Gala sobre Sevilla)

Sevilla, como Toledo, es una de esas ciudades a la que una parte de nosotros le tenía ganas. Concretamente, Irene ya conocía Sevilla pero teníamos ganas de recorrerla juntos. Planeamos una escapada de un par de días para ver y disfrutar todo lo posible pero sin agobios por tener que hacer miles de visitas.

Esta es nuestra propuesta:

Plaza de España 

Sin duda, ver atardecer en este lugar fue uno de los mejores planes que pudimos hacer. Además de la gente y las calesas, varios artistas locales se juntan para cantar y bailar, haciendo de la Plaza de España de Sevilla un espectáculo completo.

Setas de Sevilla

También conocido como proyecto Metropol Parasol, se trata de la estructura de madera más grande del mundo. A esta terraza con vistas tan increíbles se accede en ascensor desde el sótano. Nuestro consejo es que vayas con tiempo ya que se forma bastante cola.

Catedral de Sevilla

Sin duda uno de los platos fuertes pero, dependiendo de la hora, puedes tener que esperar bastante cola.

Suele ser uno de los lugares más concurridos de Sevilla aunque si lo prefieres, puedes acercarte a la zona de salida. Desde allí puedes ver el patio de la catedral sin pagar la entrada.

Plaza del Cabildo

Sabemos de mucha gente que ha estado en Sevilla y no conoce este rincón. Para que no te la pierdas te señalamos que su entrada se encuentra justo enfrente de la entrada lateral de la catedral.

Alcázar de Sevilla

Cuarenta minutos antes de abrir el Alcázar de Sevilla, ya estábamos allí esperando la apertura de puertas. Ésto hizo que pudiéramos disfrutar de ciertas zonas para nosotros solos durante unos pocos minutos. Cabe destacar la amabilidad de los trabajadores del alcázar, los cuales están ansiosos por explicarte los secretos del edificio.

Torre del Oro

Junto al Guadalquivir y enfrente del Barrio del Triana, se encuentra la Torre del Oro de Sevilla. Se encuentra junto a un paseo y es visitable, pudiendo subir a su parte más alta.

Barrio de Triana

Es una de las zonas más pintorescas de Sevilla, donde disfrutar del Mercado y los restaurantes. La calle Betis que aparece en la imagen, está junto al Guadalquivir y es quizá la más conocida.

Puente de Triana

Si hay una imagen por excelencia de Sevilla es su Puente de Triana. Sin lugar a dudas, uno de los lugares icónicos  de la ciudad. Es una delicia pasear por ambos márgenes del Guadalquivir unidos por este puente.

Comer de picoteo en la Taberna Coloniales

Probablemente uno de los mejores lugares donde hemos comido últimamente. La variedad que tienen es bastante buena y la merluza al cava de la imagen estaba riquísima. El precio tampoco nos pareció excesivo y más si tenemos en cuenta que se encuentra a dos calles de la catedral. En total pagamos por toda la comida y dos pintas de cerveza 18.70 euros.

Barrio de Santa Cruz

Se trata de la zona turística por excelencia de Sevilla pues es donde se encuentra la catedral, el alcázar, etc. Sin embargo, no sólo de estos reclamos vive el barrio pues es una zona llena de color y de vida.

Disfrutar de los patios de Sevilla

Si tienes la oportunidad de adentrarte en un patio sevillano, no dejes de hacerlo. Seguramente, el carácter abierto de los sevillanos te permitirá disfrutar de alguno.

Casi todos los edificios disponen de uno, que está cuidado con esmero y lleno de color.

Iglesia de la Macarena

Se encuentra en el barrio del mismo nombre y merece la pena dedicarle tiempo.

Está un poco separado de la zona más turística y desde las Setas hay que caminar unos 15 minutos. Como positivo cabe destacar que es una zona donde tomar unas cañas y tapas de forma tranquila.

Terminar el día en un tablao flamenco

Si te gusta el flamenco y todo lo que rodea a este arte, es una buena forma de terminar el día. En muchos lugares ofrecen espectáculos a precios asequibles.

Consejos

Uno de los mayores aciertos, fue dormir en un pueblo cercano a Sevilla. Nos alojamos en Bormujos, un municipio bien comunicado con autobuses y a poca distancia. Este hecho hizo que no nos tuviéramos que preocupar donde aparcar nuestro coche, algo importante en Sevilla.

Como opciones de alojamiento hemos probado dos:

  • Apartamentos turísticos Covadonga.
  • Hotel Vértice, éste último con buena relación calidad-precio.

Otro consejo es que compres tus entradas al Alcázar (y todas las que puedas) previamente. De modo que el día que hagas la visita sólo tengas que esperar la cola de entrada. Esto evita que veas todas las estancias con un montón de gente si madrugas un poquito.

Si tienes tiempo, te recomendamos que visites un pueblo cercano llamado Santiponce. Allí donde podrás visitar Itálica, una antigua ciudad romana que te dejará con la boca abierta.

Si se te ocurre algún que otro consejo, puedes dejarlo en los comentarios.

2 comentarios sobre “Sevilla, que ver y hacer en dos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *