España, Palencia

Románico Palentino en la comarca de La Ojeda

La comarca de La Ojeda y su Románico Palentino es una de las zonas más desconocidas y sorprendentes, ya no de Castilla y León, sino de toda la península ibérica.

La ruta del Románico Palentino en la Ojeda

Desde Nómadas Ocasionales hemos decidido ponerle remedio dando a conocer este lugar tan increíble.

Esta zona posee paisaje, etnografía, casas señoriales y un gran número de templos románicos. Es un placer pasear por sus pueblos, conducir por sus carreteras y fotografiar cada rincón.

Nosotros te proponemos una ruta para que puedas ver las más interesantes. El recorrido es más o menos circular, puedes empezar en cualquier punto y seguir el orden en uno u otro sentido.

Además, si lo deseas, puedes tomar Cervera de Pisuerga como base para desplazarte hacia la ruta.

Comenzamos nuestra ruta por el Románico Palentino de la Ojeda en un pueblo llamado Villabermudo.

Villabermudo

Villabermundo es el primer pueblo que nos encontramos una vez hemos salido de la autovía A-67. Se trata de un municipio de apenas 50 habitantes, estamos en la España vacíada.

Su Iglesia de la Asunción está rodeada en parte, de cuidadas zonas ajardinadas.

Montamos en el coche para continuar nuestra ruta de Románico Palentino. Conduciremos por la P-227 hasta llegar a Moarves de Ojeda.

Moarves de Ojeda

La Iglesia de San Juan Bautista es uno de los platos fuertes de todo el recorrido. Este lugar nos vuelve locos, literalmente.

Esta iglesia posee uno de los pórticos más impresionantes de toda la ruta. A lo lejos ya puede observarse el friso de la fachada con un Pantocrátor.

Además de las arquivoltas, apreciamos a los doce apóstoles en el pórtico de esta Iglesia de San Juan. Quizá, uno de los pórticos más bonitos del mundo.

Desde Moarves, ponemos rumbo a Olmos de Ojeda por la P-227.

Olmos de Ojeda

Antes de llegar a Olmos, se encuentra el templo dedicado a Santa Eufemia de Cozuelos. Cabe destacar que la iglesia se encuentra separada del pueblo pero está perfectamente indicada.

Dejamos atrás Santa Eufemia para llegar hasta el pueblo de Olmos de Ojeda. El pueblo nos parece realmente bonito y todo el mundo nos saluda con una sonrisa.

Subimos por la escalinata anexa al edificio del ayuntamiento hasta la Iglesia de San Miguel.

Paseando por Olmos, pudimos observar alguna casa señorial con escudos heráldicos.

Ponemos rumbo a Perazancas siguiendo por la misma carretera. Es un gustazo conducir por estos lugares poco transitados y con las montañas de fondo.

Perazancas

En Perazancas paramos a conocer la Iglesia de la Asunción. El municipio, en pleno mes de Julio, está lleno de vida.

Uno de los detalles a destacar de la Iglesia de La Asunción es su puerta de entrada, te transporta directamente a la Edad Media.

Tras pasear por Perazancas, nuestra próxima parada se encuentra en Cubillo de Ojeda. No hemos salido de la misma carretera: la P-227.

Cubillo de Ojeda

Cubillo de Ojeda nos recibe con una fuente de agua fresca donde rellenar nuestra botella.

Cubillo es un pueblecito en el que apenas destaca su iglesia, la Iglesia de San Pedro. Aún así, nos encantó pasear por los alrededores, los cuales teníamos para nosotros solos.

Ponemos rumbo a Colmenares de Ojeda. Desde Cubillo y tras conducir unos 7 km por la P-227, nos desvíamos por la PP-2223.

Colmenares de Ojeda

Tras pasar por Dehesa de Montejo, llegamos a Colmenares de Ojeda. ¿Quién no disfruta conduciendo por aquí?

Su Iglesia es visible desde la carretera y, sin duda, es uno de los rincones más auténticos de esta ruta. Merece la pena pasear y perderse por las pocas calles de Colmenares.

La Iglesia de Colmenares está dedicada a San Frutuoso y destaca su pórtico de entrada, absolutamente soberbio.

Sin duda, de todo su interior destaca su pila bautismal. Una auténtica maravilla que nos dejó con la boca abierta.

Desde Colmenares nos dirigimos hasta Amayuelas por la ya conocida carretera P-2223.

Amayuelas de Ojeda

Amayuelas de Ojeda es un pueblecito cercano a la montaña digno de postal.

En este pueblo nos encontramos con la Iglesia de la Asunción aunque debemos reconocer que lo que nos gusta de este lugar son sus calles estrechas y su arquitectura tradicional.

Pisón de Ojeda

A un par de kilómetros de Amayuelas, se encuentra un pintoresco pueblecito llamado Pisón de Ojeda con su Iglesia de San Pelayo en lo alto de un promontorio.

En el lugar reina la paz y la tranquilidad pero deberás dejar el coche a la entrada si no quieres meterte en lios. Las calles son estrechas y un poco laberínticas, por lo que caminar es la mejor opción.

Tras subir a conocer la Iglesia de San Pelayo, volvemos a ponernos al volante.

Vega de Bur

Volvemos a la PP-2223 para continuar hasta Vega de Bur en el que es uno de nuestros lugares preferidos de esta ruta llamada Románico Palentino en la Ojeda.

Volveremos por allí por varios motivos, pero sobre todo porque aquí nos han tratado como si nos conociesen de toda la vida.

Sebi, que así se llama la persona que enseña desinteresadamente la Iglesia de San Vicente, es un verdadero encanto. Nos mostró cada uno de los rincones y sorpresas que esconde este lugar.

Antes de marchar, nos enseña las escaleras que suben hasta el campanario.

Cada detalle nos deja boquiabiertos mientras Sebi nos explica las leyendas sobre Vega de Bur.

Desde aquí, continuamos por la misma carretera durante dos kilómetros hasta el siguiente pueblo.

Quintanatello de Ojeda

El siguiente punto a visitar es Quintanatello de Ojeda, un pueblo formado por casas desperdigadas y una iglesia más de este Románico Palentino.

Como en la mayoría de templos románicos, disfrutamos admirando el pórtico. En este caso se trata de la Iglesia de la Asunción.

La próxima parada nos lleva hasta Payo de Ojeda, un lugar donde si lo deseáis, podéis parar a comer al lado de la Iglesia pues dispone de bancos y mesas a la sombra de la arboleda.

Payo de Ojeda

La Iglesia de Payo de Ojeda está rodeada de arbolado y cereal, lo que le confiere una estampa tradicional castellana.

Desandamos el camino hasta el coche para conducir hasta la siguiente parada: Micieces de Ojeda. Llegaremos en poco más de diez minutos por esta PP-2223.

Micieces de Ojeda

Nada más llegar aparcamos el coche, no queremos perturbar la paz de estos lugares. Caminamos siguiendo la calle principal y, a mano izquierda, nos encontramos un pequeño montículo coronado por una iglesia.

Esa iglesia es la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa. Desde lo alto, vemos el pueblo de Micieces de Ojeda y las montañas al fondo. Este Románico Palentino tiene un entorno único.

Repasamos nuestra lista y vemos que nuestro próximos destino es Villavega de Ojeda. El lugar se encuentra a apenas cinco minutos conduciendo.

Villavega de Ojeda

Sin apenas salir de Micieces de Ojeda, llegamos a Villavega. Se trata de un pueblo que ha sabido conservar la arquitectura tradicional en adobe y madera.

Villavega de Ojeda está realmente bonito. Caminamos hasta llegar a las afueras, allí nos espera Fran Becerril haciendo labores de conservación.

Tras hacer unas cuantas fotos, Fran nos da unos cuantos consejos sobre lugares a visitar que debemos dejar para otro día.

Cozuelos de Ojeda

Visitar Cozuelos de Ojeda no estaba en el plan ya que pilla algo alejado. La razón de pasar a visitarla fue simple: nos confundimos de carretera.

Pero al pasar por esta iglesia que se encuentra pegada a la carretera no podíamos dejarla de lado. El pórtico nos recuerda mucho a la de Colmenares.

Tras fotografiar esta iglesia, damos la vuelta en Cozuelos para poner rumbo a San Andrés de Arroyo, última parada de esta ruta del Románico Palentino por la comarca de la Ojeda.

Monasterio de San Andrés de Arroyo

Dejamos para el final de la ruta por el Románico Palentino de la Ojeda el Monasterio del San Andrés de Arroyo. Este lugar es sin duda el plato fuerte de la visita a esta zona.

La visita comienza siguiendo a una monja que nos explica y nos enciende las audioguías. Sin duda el claustro es, en nuestra opinión, uno de los más bonitos que hemos visto jamás.

Cada detalle, cada rincón se lleva un disparo de nuestra cámara y no podemos dejar de mirar hacia todos lados.

Se trata de algo sublime. Teníamos muchas ganas de visitar este lugar y no nos está defraudando nada. Nuestra imaginación se había quedado muy corta con este monasterio.

Las dimensiones de algunas salas son enormes y cada centímetro cuadrado de piedra está minuciosamente tallado.

Terminamos en la iglesia del Monasterio y es de una belleza insuperable.

La visita dura apenas media hora que se nos pasa volando. Volveremos, sin duda esta comarca nos ha dejado huella.

Consejos básicos para visitar el Románico Palentino de la Ojeda

No queremos terminar este artículo sin destacar varios detalles:

  • Lleva agua y comida, es difícil encontrar algún lugar donde comprar comida.
  • Respeta la paz de estos lugares, trata de no callejear mucho con el coche y no grites. La gente es muy amable y lleva una vida tranquila, no perturbes el lugar.
  • Esta ruta ha sido posible gracias a las personas que lo enseñan desinteresadamente y que ponen todo su empeño en darlo a conocer.
  • El precio de la entrada de San Andrés de Arroyo es de 5 euros y la última visita se realiza a las 17:45 horas.
  • Además de visitarla en coche también puedes visitarla en bicicleta, como nuestro amigo Luis Angel, el bicierrante.
  • Si necesitas alojamiento, puedes establecerte en Cervera de Pisuerga. Creemos que desde este lugar puedes acceder fácil y rápido a la ruta.
  • En caso de que decidas alojarte en Cervera de Pisuerga, te recomendamos que reserves algo de tiempo para conocer este lugar. Ofrece lugares interesante como el Museo Etnográfico de Piedad Isla.

10 comentarios sobre “Románico Palentino en la comarca de La Ojeda

  1. Estoy de acuerdo con todo lo expuesto y comentado en relación con el joyero románico de la comarca de la OJEDA . Solamente quisiera saberqué no se ha incluido la Iglesia de San Esteban de Montoto de Ojeda un saludo. Felix

    1. Excelente ruta.
      Puestos a incrementarla, uno de mis lugares favoritos, la entrada al cementerio de Vega de Bur, preciosa portada románica y en excelente estado.
      Coincido con Ester con la maravillosa iglesia de Montoto y el pueblo en sí mismo, excelente muestra del territorio.

      1. Mil gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer la entrada y hacer una crítica constructiva. Tienes razón en todo, el cementerio nos quedó pendiente y eso que íbamos con la intención de verlo. Habrá que repetir para añadirlo. Un saludo

  2. En la ruta de Olmos a Perazancas, pasados los cruces de Montoto y Cozueros, esta la Ermita de San Pelayo, a orillita de la carretera, imposible no verla. La pila bautismal de la Iglesia de Moarves también creo que se merece visitar. ¿Mi comentario? El único posible: Elogioso

    1. Lo primero de todo es darte las gracias por dedicar un poco de tu tiempo a leernos. Es cierto que quizá nos hemos dejado mucho por el camino (haremos, al menos una segunda parte ya en la zona de Aguilar). Nuestra idea era hacer una ruta lo más sencilla posible para que fuera sencillo seguirla, pero guardamos tu idea y la de otras personas para actualizar esta entrada cuanto antes. Mil gracias de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *