España, Toledo

Tembleque, en un lugar de la Mancha.

Escuchas “Tembleque”, “La Mancha” y lo primero que viene a tu cabeza son molinos de viento y Don Quijote, pero esta tierra tiene mucho más. Tiene el sudor del campesino que labra la tierra, los rayos del sol que doran el trigo y el siseo del viento que agita la cebada.

tembleque

Lejos del turismo de masas y de lugares donde hacerse una foto y marchar, encontramos un pueblo con fuerte identidad manchega.

Ermita de la Vera Cruz

Nada más llegar lo primero que nos encontramos es este edificio singular, con aspecto de fortificación que actualmente es la Biblioteca Municipal.

tembleque

Dejamos a nuestra derecha la biblioteca para caminar por la calle Gracia , que nos llevará a la Plaza Mayor de Tembleque.

Plaza Mayor de Tembleque

Viendo el tamaño de la plaza, podríamos pensar que la población de Tembleque es muchísimo mayor de lo que es en realidad. ¡Se trata de una plaza enorme!

Pulcra, cuidada y conservada al milímetro. La madera y las casas encaladas forman un conjunto impecable para que el viajero pueda disfrutar de recorrer cada metro cuadrado.

tembleque

En uno de sus laterales encontramos la Casa Consistorial, que guarda sintonía con el resto de la plaza. En el mismo lateral, también se encuentra la Oficina de Turismo de Tembleque.

tembleque

Calles de Tembleque

Salimos de la Plaza Mayor para pasear por el resto de calles y llegar, a pocos metros a la iglesia. Antes no podemos dejar de observar las ventanas y balcones, siguiendo el mismo diseño ornamental que las de la Plaza Mayor.

tembleque

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Nada más salir de la plaza, nos encontramos con la iglesia. Mezcla una serie de estilos que van del gótico hasta el renacentista.

Lo que más llama la atención es, evidentemente, es su torre.

tembleque

Calles de Tembleque

Seguimos caminando y, cercano a la Iglesia de Tembleque, nos encontramos al emblemático Don Quijote. Ninguna manera mejor para recordarnos que Tembleque es la puerta de la Mancha.

Es una maravilla caminar por el pueblo y observar la gran identidad castellana que posee.

tembleque

En cada rincón, en cada metro cuadrado se observa la actividad económica de la mayoría de las personas: los campos de cereal.

Casa de las Torres

A pocos minutos de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, nos encontramos la Casa de las Torres. Se trata de un gran palacio señorial que actualmente está pendiente de reformas en su interior.

tembleque

Esperamos que Tembleque reciba pronto los fondos necesarios para darle de nuevo esplendor. ¡Este edificio rehabilitado tiene que ser fantástico!

Ermita del Santísimo Cristo del Valle

A pocos metros de la Casa de las Torres nos encontramos esta pequeña ermita rodeada de jardines.

tembleque

Desde aquí, decidimos dar media vuelta para regresar la Plaza Mayor mientras seguimos disfrutando de sus calles.

Casa de Postas

Al otro lado del pueblo de donde se encuentra la ermita, nos encontramos la Casa de Postas. Este lugar ha pasado por varios usos como caballerizas para el servicio de correos, cuartel de la Guardia Civil e incluso Escuela Taller.

Molinos de Tembleque

Saliendo ya de Tembleque, nos encontramos en una loma, un par de molinos. Debemos decir que la suerte de Tembleque, es no tener demasiado cerca estos molinos.

tembleque

Tembleque no es un lugar donde hacerse una foto y largarse. Hemos descubierto un pueblo con gran personalidad e historias que contar. ¡Volveremos!

Si necesitas comer o cenar, nosotros paramos en el Restaurante María Belén. Está cercano a la autovía y tiene una excelente relación calidad-precio con comida casera. ¡Está todo riquísimo!

Si te gustó Tembleque, es posible que te gusten lugares como:

Esperamos que este rato que has pasado leyendo lo hayas disfrutado y puedas dejarnos un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *