España, Segovia

Cuéllar: qué ver en esta villa.

Entre mares de pinos resineros y en plena meseta castellana, se alza la villa de Cuéllar. Un sinfín de callejuelas angostas y de iglesias mudéjares conforman este municipio segoviano. ¿Nos acompañas?

cuéllar

Cuéllar, ¿por dónde empezar?

¿Por dónde comenzar? Nosotros empezamos visitando el castillo. Sin duda, este lugar es el más representativo de la villa de Cuéllar. Si necesitas un mapa turístico o una audioguía, pincha aquí.

Castillo de Cuéllar o de los Duques de Alburquerque

Su historia se remonta al siglo XIII y dispone de elementos arquitectónicos de hasta el siglo XVIII.

cuéllar

Nuestra visita comienza en el patio de armas. Allí recibimos, de mano de nuestra guía (pues las visitas son guiadas y en grupos reducidos), las explicaciones sobre la historia de este edificio y la villa de Cuéllar.

Una vez recorridos los exteriores, comenzamos a recorrer pasillos, a subir escaleras y a hacernos una idea de como era la vida en esta fortaleza.

Por último, recorremos las murallas del castillo para ver su patio de armas desde las alturas.

cuéllar

Y también disfrutar de unas vistas panorámicas de la villa de Cuéllar.

Salimos del castillo con la idea de recorrer las calles del lugar. Pegando al castillo, se encuentra el Arco de San Basilio.

Arco de San Basilio

También conocido como Arco de Robledo, era una de las entradas a la ciudadela. Su estilo mudéjar, data nada menos que del siglo XII.

cuéllar

Desde esta parte, nos dirigimos a lo que era la antigua Judería de Cuéllar.

Puerta de San Andrés y barrio de la Judería de Cuéllar

El barrio de la Judería se encontraba situado entre la muralla de la ciudadela y la muralla de la villa.

cuéllar

Esta zona, la población no sólo era hebrea sino que convivían cristianos y judíos.

En esta zona además, encontramos la Capilla de la Magdalena.

Capilla de la Magdalena

Esta capilla fue un antiguo hospital para atender a las personas necesitadas. Construido en el siglo XV, en su interior podemos encontrar una exposición permanente llamada Un viaje a través del legado Sefardí.

cuéllar

Y a la vuelta de la esquina otra joya, esta vez mudéjar.

Iglesia de San Esteban

Es una pena que no hayamos podido acceder ni siquiera a su pórtico.

cuéllar

Aún así, contemplar su bello ábside es uno de los platos fuertes de esta villa de Cuéllar.

Seguimos subiendo la calle hasta llegar a la Puerta de San Martín.

Puerta de San Martín

Esta puerta está situada en una de las zonas con más huella medieval de Cuéllar, en su origen es muy posible que fuese mudéjar.

cuéllar

Flanqueada por dos torreones, los escudos que podemos observar corresponden a los segundos Duques de Alburquerque los cuales, ordenaron su reconstrucción.

Pegado a esta puerta encontramos un lugar más que curioso en la villa de Cuéllar,

Parque Arqueológico de San Esteban

Pegando a la Iglesia de San Esteban, encontramos una serie de tumbas antropomorfas y de pilas donde se teñían telas, lanas y demás tejidos.

cuéllar

El lugar es más que curioso pues bajo varios cristales se pueden apreciar también, además de las pilas y las tumbas, un pozo de nieve.

Las calles de Cuéllar

Seguimos bajando y tomamos la primera calle que nos sale a la derecha.

Como hemos comentado en otras ocasiones, nos encanta visitar lugares que conservan su arquitectura tradicional. Si tú eres de los nuestros, Cuéllar te va a gustar mucho.

cuéllar

Bajamos hacia la Plaza Mayor de Cuéllar pero antes nos encontramos con varias casas señoriales y palacios.

Palacio de Pedro I

Se trata de uno de los pocos edificios románicos de uso civil que se conservan en la actualidad. Aunque se le conoce como Palacio de Pedro I, en realidad los escudos del edificio pertenecen a Velázquez y Velasco.

Entre calles estrechas, seguimos bajando para encontrar la Plaza Mayor…

Plaza Mayor de Cuéllar

Se trata de una plaza más bien pequeña pero bonita, donde encontramos edificios como el ayuntamiento.

Nosotros decidimos parar a picar algo pues en esta plaza hay varios bares y restaurantes.

cuéllar

La zona está sin duda restaurada y cuidada al máximo. Decidimos parar en el bar de la esquina, La Taurina, donde se ven varias mesas.

cuéllar

Aquí, en la plaza mayor, también encontramos una iglesia y bastante bonita, la verdad.

Iglesia de San Miguel

El edificio es gótico, aunque también tiene elementos románicos, mudéjares y renacentistas.

Desde aquí, a pocos pasos, nos encontramos con unos antiguos lavaderos.

Lavaderos del exángel

Este rincón es también llamado puerta de Puerta del Exángel o de Santa Marina por estar próxima a esta iglesia.

cuéllar

El nombre de estos lavaderos hace referencia a las antiguas carnicerías que por aquí se situaban y vertían la sangre.

Iglesia de Santa Marina

Como acabamos de comentar, muy próxima a estos lavaderos se encuentra la Iglesia de Santa Marina cuya torre es visible desde gran parte de la villa de Cuéllar,

Seguimos caminando y descubriendo edificios y rincones con un montón de historias que contar. Como el Palacio de Justicia también conocido como la Casa de las Bolas.

Palacio de Justicia

Este edificio llamado Casa de los Rojas perteneció a una estirpe, Los Rojas, que participaron en la conquista de Perú junto a Pizarro y cuyo apellido aún pervive en la actualidad.

cuéllar

Casi pegando a la Casa de los Rojas, se encuentra la Iglesia de San Pedro. Con aspecto de fortaleza, sus orígenes se remontan al siglo XI. Actualmente es un restaurante.

Desde este punto, y por una calle paralela, decidimos regresar al punto donde comenzó nuestra visita.

cuéllar

Y, debido a la hora, no podemos visitar un obrador del que teníamos buenas referencias. Tendremos que volver para hacernos con productos como éstos:

En fin, otra vez será.

Iglesia de San Martín

Para terminar, regresamos junto al castillo para visitar la Iglesia de San Martín y su necrópolis.

cuéllar

Además de su ábside que nos parece una verdadera joya de ladrillo.

Sin duda, un buen broche para despedir esta villa de Cuéllar que tanto nos ha gustado recorrer.

cuéllar

¿Cómo llegar a Cuéllar?

  • Desde Valladolid y desde Madrid: Por la A-601.
  • Desde Burgos: Por A-1 y BU-130.
  • Desde Aranda de Duero: Por N-122 y VA-223

Otros lugares que te recomendamos:

Si te gusta, nos harías muy felices si nos dejas un comentario con tus impresiones y/o recomendaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *